--> Turbo

martes, 23 de febrero de 2016

Reseña nº1: "El efecto del aleteo de una mariposa en Japón" de Ruth Ozeki




Título: El efecto del aleteo de una mariposa en Japón


AUTORA: Ruth Ozeki

Editorial: PLANETA

Año de edición: 2013

SINOPSIS: Ruth Ozeki, una profesora universitaria de literatura y escritora, vive en Vancouver con su marido. Una tarde, paseando junto al mar, encuentra una fiambrera de Hello Kitty que contiene el diario de la joven Naoko Yasutani, unas cartas y un reloj antiguo; restos, supuestamente, del tsunami acaecido en Japón en 2011. En el diario, que Ruth lee con fervor, Nao habla de su vida y de sus preocupaciones, pero también de la historia de su familia, presidida por su bisabuela Jiko, de ciento cuatro años de edad. Ruth, muy sensibilizada con sus raíces japonesas, decide indagar en la vida de Nao.


OPINIÓN PERSONAL: El presente libro afronta infinidad de cuestiones relacionadas con la sociedad actual, contrastando la sociedad norteamericana con la de la gran ciudad de Tokio en Japón, cuya problemática y cultura se expone sin tapujos, consiguiendo que palabras de origen japonés tales como salaryman sean integradas por el lector. La sensación al comenzar la lectura es inmediatamente la de una cruda realidad en la que aparecen temas candentes como el acoso escolar, el suicidio o la explotación sexual de menores. Todas estas situaciones se afrontan desde el punto de vista de una adolescente, Nao, que trata de adaptarse a la vida en Tokio después de trasladarse junto con su familia desde Nueva York. No obstante, conforme avanza la lectura, a pesar de su desgracia y de la amargura de ciertas situaciones, llama la atención cómo se tratan las mismas con una cierta nota de humor en el devenir de los acontecimientos, especialmente en lo referente al padre de Nao. 

Sin duda alguna, mi parte favorita de esta novela, es aquella dónde Nao se encuentra con Jiko, su bisabuela, una monja budista de 104 años de edad que vive retirada en un monasterio de Sendai aunque conectada con el resto del mundo por medio de nuevas tecnologías. Jiko, lejos de poseer la verdad absoluta, manifiesta una naturaleza llena de preguntas sin respuesta. La estancia de la chica en el templo budista y la filosofía zen será como un soplo de aire fresco, cambiando su destino y aspiraciones y dónde experimentará también algún que otro encuentro con un familiar lejano...


Así, la historia de esta joven, transmitida a través de la lectura de un diario encontrado por la propia escritora, Ruth, te atrapa desde el principio y te sumerge en los entresijos de su historia poco a poco. Dos tipos de narraciones se entrelazan a lo largo de la novela, una en primera persona procedente del diario de Nao y otra en tercera persona, en un lapso de tiempo de unos pocos de años, narrada por la propia escritora que transmite sus impresiones y averiguaciones a lo largo de la lectura de la primera de ellas. 
Inicialmente parece que la historia va a girar en torno al efecto del tsunami acaecido en la costa de Japón en 2011, cuyas olas podrían haber arrastrado el diario de Nao cruzando todo un océano hasta la posición de Ruth. Sin embargo, más adelante se puede comprobar cómo éste es uno de los pocos sucesos de nuestro tiempo que aparecen entre sus páginas y puede que su inclusión aluda en mayor medida a la interconexión de las cosas y al efecto de ese aleteo.

Los tramos en los que la historia se transporta hacia una pequeña isla en Vancouver, dónde se encuentra Ruth Ozeki, nos trasladan sus pensamientos y cierta actitud detectivesca que mantienen al lector en vilo.

Existe además la incógnita que desde el inicio surge, referente a si la aparición de dicho diario y la búsqueda que realiza la escritora, como segunda protagonista de la novela, es cierta. En cualquier caso, opino que al término de la misma, se ha logrado tratar desde dentro numerosos temas de actualidad que se articulan de manera conjunta de una forma excepcional.

Particularmente, todas aquellas preguntas formuladas directamente al lector, en una amplia reflexión de la corriente budista Zen y la ansiada meditación Zazen por nuestra protagonista Nao, han logrado calar en mí, generando la misma curiosidad y necesidad de documentación que plasma la autora. 

“Dicho esto, quiero decirte también que, si alguna vez cambias de opinión y decides que te gustaría que te encontraran, te estaré esperando. Porque me encantaría conocerte en alguna ocasión. También tu eres mi tipo de ser-tiempo."

Se realizan pues muchas alegorías al tiempo, cómo el título del libro francés que incluye el diario a modo de portada: “ À la recherche du temps perdu” de Marcel Proust. Y esa búsqueda del tiempo perdido culmina en un final abierto dónde la autora experimenta un viaje a través de los sueños.

El desenlace resulta algo complejo pero sinceramente opino que hace justicia a multitud de cuestiones abordadas con anterioridad, añadiendo una nota de física-cuántica para algunos y quizás de fantasía para otros, siempre desde un punto de vista científico y no por ello lejano de la vertiente espiritual, sino más bien conectado en Un Todo, en el que el lector, también forma parte del círculo. 
Y así lo he sentido yo.






5 comentarios:

  1. Muchas gracias por seguirme mediante la iniciativa de seamos seguidores. Te sigo de vuelta.
    Muy buena reseña, no conocía este libro.

    Saludos desde lecturasbajolaluna.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! No conocía este libro, pero por ahora lo dejaré pasar.
    Gracias por pasarte por mi blog, yo también me quedo por aquí :)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. BiBuenaas! Acabo de descubrir tu blog y me quedo pro aquí ^^
    El libro no lo conocía pero gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar
  4. Ahora acabo de leer esta reseña. Otro libro que me ha llamado muchísimo la atención. Estoy convencido de que antes de que nos encontraramos eramos "seres-tiempo" destinados a conocernos.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado la reseña! Me apunto el libro para proximas lecturas! Muchas gracias!! Te sigo, y te espero por mi blog! Vengo de la iniciativa My blogger friend!! Un besazo, por cierto, escribes muy bien!

    ResponderEliminar

Tus comentarios son inspiradores, alimentan el alma :)

Totoro